Martes, 16 de agosto de 2011

Mi bautismo de fuego como ciclista.


por Chema

La aventura comienza el pasado s?bado 13 de agosto. Rodeados de cientos de ciclistas previsores como yo, llegamos al polideportivo Pedro Delgado en Segovia con idea de recoger el dorsal y chip y evitar aglomeraciones al d?a siguiente. All? vemos a esos dos grandes monstruos del ciclismo, Perico Delgado y Miguel Indurain, rodeados de tantos admiradores que se hace casi imposible hacerse una foto con ellos. El ambiente es espectacular...

Perd?n, creo que debemos volver un poco hacia atr?s... porque en realidad, esta aventura, correr la Perico Delgado 2011, no comienza ese s?bado, no... comienza all? por el mes de marzo cuando, reci?n terminado el Marath?n de Barcelona donde corrimos una buen n?mero de piperos, yo necesitaba alimentar mi esp?ritu con otro nuevo reto, pues aquel acababa de concluir, y se me pas? por la cabeza correr una gran Marcha Cicloturista, una de las m?ticas... y qu? mejor que la Perico Delgado, a pocos kil?metros de Madrid.

Pero no, no, no... de nuevo tengo que rectificar, y remontarme algo m?s atr?s en el tiempo para buscar el origen de esta gran aventura. Ser?a hace dos a?os m?s o menos, cuando reci?n terminado aquel Medio Ironman de Calella 2009 junto a mis dos grandes amigos Marcos y Alberto (Teto), empezamos a plantearnos, medio en broma medio en serio, atrevernos con el hermano mayor, con el IRONMAN!! Lo fuimos madurando, y finalmente decidimos hacer uno, ser?a... ser?... el 8 de Julio de 2012, en Roth, Alemania.

Esta prueba ciclista pues (ahora s?), forma parte de la preparaci?n de esa Gran Aventura, el Ironman. La bici es seguramente el sector donde peor preparaci?n ten?amos, y me pareci? un buen objetivo para este a?o simular lo que van a ser esas 6 o 7 horas encima de la bici a pleno rendimiento, y la elecci?n de la Perico no pudo ser m?s acertada.

Amanece el domingo en Segovia. Acompa?ado de mi m?s fiel e incondicional admiradora, Lydia, llegamos casi de los primeros a los pies del Acueducto, impresionante bajos esos primeros rayos de sol, y a cuyos pies se van concentrando poco a poco una amalgama de infinitos colores met?licos...

El tiempo pasa deprisa y tras la llegada de Perico y Miguel, se inicia la prueba... y comienza a estirarse la serpiente multicolor que formamos los m?s de dos mil corredores... unos pocos kil?metros de calentamiento y lucimiento hasta Torrecaballeros, donde por fin se da rienda suelta a la serpiente y comienza la verdadera carrera.

?

Muy agrupados pasamos el gran pelot?n por el bonito pueblo de Navafr?a, a cuyos habitantes les pilla por sorpresa, reci?n levantados, el paso de los dos mil ciclistas y a continuaci?n, casi agrupados todav?a, comenzamos a subir el primer puerto, Navafr?a... bajo la sombra del bosque, la ascensi?n se hace agradable y relativamente f?cil, entre alg?n que otro chiste y chascarrillo de algunos ciclistas; otros simplemente sonreimos y callamos, como no queriendo desperdiciar ni un ?pice de fuerza que a buen seguro vamos a necesitar m?s adelante.

Hacemos cumbre en Navafr?a y bajamos lanzados hacia el pueblo de Lozoya, disfrutando del paisaje sin descuidar ni apartar la mirada de la carretera. En esta bajada alcanzar? la velocidad punta de toda la marcha, 70Km/h... en sucesivas bajadas me acercar? varias veces a esa velocidad pero no llegar? a alcanzarla. La sensaci?n es una mezcla de v?rtigo y emoci?n, y el coraz?n me late casi m?s deprisa que subiendo... hasta que llega el llano de nuevo y, haciendo caso a los consejos de amigos ciclistas, intento coger la rueda de un grupo y as? rodar m?s f?cil y a buen ritmo.

Ascendemos de nuevo y llegamos enseguida al pueblo de Canencia y la ascensi?n al puerto del mismo nombre. Este me lo conozco bien... y eso ayuda, pues puedo regular las fuerzas en cada parte de la subida, donde el pelot?n sigue bastante agrupado, aunque voy pasando poco a poco corredores. Y en llegando a la cima del puerto, mientras me detengo unos minutos en el avituallamiento, siento una euforia tremenda al comprobar que no voy demasiado cansado para llevar ya 75Km y dos puertos, la mitad m?s o menos, y me da por pensar que "esto est? chupao"... gran error!!!

La bajada hasta Miraflores sigue siendo terreno conocido y arriba, en el puerto, nos preocupa el rumor, que luego se convertir?a en realidad, de que en Miraflores un corredor ha tenido un grave accidente, previsiblemente por el suelo mojado en ese tramo, aunque posteriomente nos enteramos que la raz?n fue un coche que invadi? el sentido de los corredores y al intentar evitarlo un ciclista se empotr? contra un muro, rompi?ndose varias costillas, el homoplato y la clav?cula. Esto hace que la bajada de este puerto la hagamos con extrema precauci?n y al pasar por el lugar del accidente se me encoge el coraz?n al ver al chaval en la camilla. Pero hay que pensar en positivo y aprender del percance, poco m?s se puede hacer...

La subida a Morcuera, la m?s dura de las cuatro, se hace eterna... el sol cae a plomo y en este puerto no nos amparan las sombras de ning?n ?rbol, diez kil?metros de ascensi?n donde el pelot?n se convierte en un colorido y laaaargo rosario de ciclistas, con las cabezas agachadas, como queriendo evitar mirar los kil?metros que quedan por delante, y que llegando a la cima, serpentea intentando quitarle algo de dureza a la subida, ...pero por fin llegamos arriba, donde para mi sorpresa, lo primero que nos dan los voluntarios en el avituallamiento son unos bidones de agua... FRIOS!!! ...qu? placer el contacto del agua helada en la garganta, que subid?n despu?s los trozos de sand?a fresca... all? paro unos minutos para recuperarme, pero tampoco comviene quedarse frios, as? que subo a la bici y me dispongo a encarar la bajada hasta Rascafr?a.


AQU? un Video que nos hicieron llegando a la cima de Morcuera, yo aparezco en el segundo 14 (casco amarillo):

Pasado este pueblo, va empin?ndose la carretera pero no conozco la zona y al cabo de casi media hora subiendo, pregunto a los corredores que llevo a mi lado si ya ha comenzado el Puerto en s?... y para mi desgracia, parece que no... y cuando comienza la subida mis piernas acusan ya un tremendo cansancio, aunque voy contento de que no tenga amagos de calambres y cuando nos adentramos en el frondoso bosque, bajo las sombras, me sorprendo viendo que voy adelantando a bastantes ciclistas, todos vamos ya con la emergencia puesta y tirando de lo poco que nos quede... Mis dos bidones de agua (1,2 litros) reci?n llenados en Morcuera, se me agotan enseguida y a tres kil?metros de la cima ya he agotado todo el agua, pero ya no queda nada... y por fin, aparece la peque?a explanada de Cotos donde de nuevo disfrutamos de un merecido y ?ltimo avituallamiento.

Como hab?amos planeado, llamo por tel?fono a Lydia para que se vaya acercando a la meta, calculando que en una hora como mucho estar? llegando, solo queda bajar y llanear. Pero a pocos kil?metros de Cotos, en Navacerrada, el aire frio de bajar r?pido se me agarra en las tripas y tengo que pararme y meterme los manguitos bajo la tela del mallot para no sentir el sudor frio... se me pasa el dolor y comienzo por fin la bajada del puerto por las famosas "7 revueltas"... me pego a un grupo de 4 corredores que me pasan y vamos absorviendo gente hasta formar un nutrido grupo de unos 20 ciclistas al paso por "La Granja de San Ildefonso"... voy euf?rico, llevamos un ritmo de 40Km/h y en alg?n momento hasta me atrevo a tirar yo del peque?o pelot?n, sin saber muy bien de d?nde co?o me salen esas fuerzas...

Por fin vemos a lo lejos el polideportivo Pedro Delgado, donde se encuentra la meta... faltando apenas un kil?metro la euforia me axfisia, no puedo m?s, me levanto, mis piernas parecen dos pistones que suben y bajan sin ninguna fatiga, me voy distanciando del grupo con el que ven?a y encaro la recta de meta con el coraz?n a mil... levantando lo brazos en alto como si fuera yo el ganador de la prueba... y localizo a Lydia entre la gente grit?ndome y anim?ndome, c?mara de fotos en mano... la miro, y me dejo llevar, cruzando los? sucesivos arcos de meta con una infinita felicidad... 6 horas y 18 minutos, ni en mejores sue?os pens? que har?a ese tiempo! ...as? pues, objetivo 2011, la Perico Delgado... conseguido!!! Sonrisa



Debo felicitar a la organizaci?n de la carrera y la gran cantidad de voluntarios que participaron en la misma que nos trataron estupendamente.

Y como no, dar las gracias a mis compis de entreno, pr?ximos Ironmanes, Marcos, Teto y Alberto, por acompa?arme en algunos entrenos, igual que a mis otros compis, Santi y F?lix, cuyos consejos me han sido muy ?tiles a la hora de afrontar con ?xito la prueba.

Y por supuesto a mi Chapa-Woman particular, Lydia, por dejarme disfrutar a mi manera y cuando he querido de mis entrenamientos sin poner ni una pega, incluso acompa??ndome alg?n que otro d?a, y por estar ah? el gran d?a, a la salida y a la llegada, y ese precioso detalle de hablarle a mis piernas el d?a anterior sin saber qu? les dec?a... luego me enter? "?portaros bien y llevadle hasta la meta sin nig?n calambre, eh!"? jejeje... y mira, te hicieron caso! Gracias mi vida!


Ah!... se me olvidaba, aqu? el perfil de la prueba en cuesti?n:



Publicado por txunda @ 19:06  | Carreras
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios